Saltar la navegación

El arte del siglo XIX

Romanticismo

Las dos tendencias filosóficas que se desarrollaron durante el siglo XIX van a tener su reflejo también en el mundo del arte. El racionalismo en el arte es el neoclasicismo, el nuevo idealismo dará lugar a romanticismo. No se trata, desde luego de una división perfectamente separada sino que las dos formas de expresión van incluso a convivir durante un tiempo e incluso se van a superponer en ocasiones.

La ilustración hizo triunfar el neoclasicismo francés que marcaba las normas del buen gusto en todo Europa, según el cual la expresión artística debía sujetarse a la norma clásica establecida.  En arquitectura, pintura y escultura, la norma establecía el predominio de la línea recta, la medida proporcional, la sencillez y la contención de la forma, el color y de la expresión y el menosprecio por la sensualidad.  La fuente de inspiración eran los modelos clásicos de Grecia y Roma, de Pompeya y Herculano en el sur de Italia.  En la literatura los dramas debían ajustarse al canon clásico, la poesía a las estrofas, el ritmo o la rima admitidos como correctos. 

El fruto artístico de la revoluciones fue el romanticismo, que declaró la guerra a muerte a la autoridad artística y sus normas y que tuvo su origen en Europa central y del norte.

En 1777 salió a la luz una obra que anunciaba el romanticismo: el joven Werther de Goethe, que alcanzaría 18 ediciones en 20 años. Entre 1801 y 1805 se publicaron Atala y René de Chateaubriand, padre de romanticismo francés. En 1810, Mme. Staël escribió su libro De l'Allemagne que popularizó el romanticismo alemán en Francia y fue prohibido por Napoleón.  Staël y Chateaubriand se exiliaron porque consideraban el bonapartismo una tiranía.

El romanticismo fue rechazado por la autoridad porque no se sujetaba a las normas impuestas y porque eran todo contrario al arte que entonces se reconocía oficialmente. El romanticismo violaba las normas y exaltaba, por encima de todo, la libertad creadora del artista, que no debía limitarse a estudiar y reproducir la naturaleza, el mundo, como si él fuera un observador ajeno.

Para los románticos había algunas verdades evidentes:


1. Que el individuo importado también el artista tiene preferencia sobre la colectividad y que debe poner especial cuidado en no olvidarse de sí mismo, en no estar ocupado por sus sentidos y por sus ideas y necesariamente, pues, fuera de sí, dirigido por todo lo que es ajeno al mismo, es decir a su personalidad.

2. Que la juventud es superior a la madurez, porque es creadora, porque se rebela contra la tradición y la costumbre. Solo una muerte temprana me salvará de una respetable vejez dijo Lord Byron (uno de los más grandes poetas románicos muerto a los 36 años)

3. Que la sensibilidad, los sentimientos y la imaginación tienen preferencia sobre la razón. El artista tiene derecho a seguir su voz interior, a fugarse de lo real, caminar sin perseguir ninguna meta, en pos de lo inaccesible, en pos de la flor azul, aumentar el futuro (la utopía) o escapar hacia el pasado (los románticos sentían predilección por la Edad Media, tan denostada por el racionalismo por ser un tiempo atrasado y salvaje). Distinguir realidad de imaginación les parecía a los románticos un esfuerzo estéril, había que esforzarse en confundirlas. Decía Goethe: "verdad y poesía se desposarán hasta no poder distinguirse la una de la otra". La tarea del artista era manifestar en su obra lo más íntimo que hubiera en su ser," descender asimismo, para descubrir la clave de la energía, lo que hace un hombre un ser extraordinario es una manera por completo propia de ver las cosas" dijo Delacroix, artista fundamental de la pintura romántica.

Caspar David Friedrich | Revista de Flores, Plantas, Jardinería, Paisajismo  y Medio ambiente4. Que el arte tiene preferencia sobre la ciencia, "verdad es belleza y belleza verdad", había dicho el poeta Keats. Porque solo el lenguaje artístico podía transmitir el mundo interior, porque el conocimiento verdadero es una revelación y porque la naturaleza es "un almacén de imágenes y de signos", porque el artista debe "crear una magia sugestiva que contenga la vez el sujeto y el objeto, el mundo exterior al artista y el artista mismo" dijo el poeta Baudelaire7.7

5. El paisaje es interior, pues la contemplación de la naturaleza despierta sentimientos del alma. El paisaje es expresión del alma. Los románticos nos han legado paisajes teñidos de subjetivismo, atormentados como el alma misma del artista, surcados por las corrientes de agua que caen en torbellino, azotados por la tormenta o ahogados por la niebla que, al levantarse, descubre las luces y luces mortuorias de un cementerio.

6. Que Oriente es mejor que occidente. Y su fuga del mundo real, un mundo atormentado que consideran insoportable, los románticos descubrieron los valores del arte, las costumbres y la religiones orientales. Se complacían en carecer de patria y exaltaban los valores de otras culturas a las que los bien pensantes europeos solían considerar atrasadas o inferiores.

7. Los pueblos tienen derecho a su libertad. Los románticos exaltaban los géneros populares tradicionales frente al arte oficial. Rescataron y utilizaron los romances, las canciones, los héroes populares. Buscaban así las raíces, la identidad de las naciones en un momento de la historia europea en que los pueblos estaban siendo sometidos al nuevo imperio de Francia con Napoleón o permanecían bajo sus antiguos dominadores (como los griegos o albaneses bajo el imperio turco). El estudio y la difusión de la lengua y de la historia de cada pueblo (nación) se convirtió en un quehacer urgente. Los nacionalismos formaban parte del canto a la libertad propia del romanticismo.

El romanticismo fue un terremoto profundo en la manera de ver el mundo que afectó a todos los terrenos artísticos y afectó intensamente a la música: Beethoven, Chopin, Schumann, Brahms, Berlioz. Liszt, Rimsky-Korsakov serán exponentes de este movimiento musical.

 El romanticismo tuvo su mayor florecimiento de la revoluciones de 1830 y 1848. Algunos genios románticos provenían de la aristocracia pero otros muchos eran pobres y muchas veces revolucionarios. Con frecuencia vivían en inhóspitas guardilla, gustaban de llevar el pelo largo y la barba recortada y se atrevieron de forma estrafalaria y provocadora para la buena sociedad entonces. Entre los románticos destaca también la mujeres que actuaban como seres independientes y como genios creadores: Madame Staël, George Sand o Angélica Kaufmann

Movimiento artístico intelectual europeo que se gestó a fines del siglo XVIII y tuvo su máximo desarrollo en el primer cuarto del siglo XIX. Su característica básica en la exaltación irracional del sentimiento.

Realismo

En la segunda mitad del siglo XIX los artistas se empeñaron en hacer una minuciosa observación de la realidad para proporcionar al público una visión exacta de la vida. Se trataba de describir, representar y analizar los hechos, imágenes, ideas, sentimientos y pasiones de reflejaban el mundo tal cual es.

Mientras que la poesía fue el género literario preferido por los románticos, será la novela la protagonista de las producciones de los realistas. Van a ser novelas que trataban de temas que estaban en las crónicas de sociedad, los artículos políticos en las páginas de sucesos de los periódicos: reales como la vida misma

Stendhal y Balzac van a estudiar la realidad social. Sus héroes es van a ser realistas dispuestos al compromiso social sabiendo que es un imposible alcanzar sus ideales aunque tuvieran por ello algunos remordimientos . Además siempre iban a estar subordinados a los poderes sociales que era mucho más fuerte que ellos.

Dickens está considerado como el fundador de la novela social moderna en sus novelas Oliver Twist o Historia de dos ciudades se rebela contra las condiciones inhumanas de la vida de los pobres y el egoísmo de los ricos y en general revela los pecados de la sociedad.

En España vamos a tener a Benito Pérez Galdós como el gran analista de la sociedad que va a reflejar con gran detalle las costumbres, el lenguaje y los sentimientos de las personas que plasma en sus novelas como Fortunata y Jacinta, Tormento o Torquemada.

Al ser grandes retratistas de la realidad humana en todos sus aspectos, muchos de ellos fueron fueron víctimas del escándalo y cayeron en un rechazo social como pasó con Flaubert y Baudelaire. Otros grandes literatos de este movimiento son: Zola, Emilia Pardo Bazán, Clarín, Blasco Ibáñez, Tolstoi, Dostoievski, etc.

Mujeres malditas

Echadas en la arena como un rebaño pensativo,
vuelven sus ojos hacia el horizonte de los mares,
y sus pies que se buscan y sus manos rozándose
tienen suaves desmayos y amargos estremecimientos.
Unas, corazones embelesados en largas confidencias,
al fondo de la arboleda donde murmuran los arroyos,
van deletreando el amor de la infancia medrosa
y marcan el tronco verde de los árboles jóvenes;
otras, igual que monjas, andan lentas y serias
entre las peñas llenas de apariciones, donde
vio brotar San Antonio, como lenguas de lava,
los pechos desnudos y purpúreos de sus tentaciones;
Hay algunas que, al resplandor de las resinas desbordantes,
en la muda oquedad de los antiguos antros paganos,
te piden que socorras sus fiebres vociferantes,
¡oh Baco, tú que aplacas los remordimientos ancestrales!,
y otras, cuyo pecho prefiere los escapularios,
que, ocultando bajo sus largos hábitos un látigo,
mezclan en el bosque sombrío y en las noches solitarias
la espuma del placer con las lágrimas de las torturas.
¡Oh vírgenes, oh demonios, oh monstruos, oh mártires,
generosos espíritus que reprobáis la realidad,
ansiosas de infinito, devotas y satiresas,
tan pronto rebosantes de gritos como henchidas de llantos,
vosotras que mi alma ha seguido hasta vuestro infierno,
pobres hermanas mías, os amo tanto como os compadezco
por vuestros lúgubres dolores, vuestra sed no saciada
y los cálices de amor que llenan vuestro gran corazón!

Charles Baudelaire "Las flores del mal"

El encuentro - Gustave Courbet - Historia Arte (HA!)En pintura la observación de la realidad también es la razón de ser de su existencia. La imaginación, tan querida por los románticos, quedó prescrita en el arte. Courbert ,  lo decía claramente: "la imaginación en el arte consiste en saber hallar la expresión de una cosa existente pero nunca de suponer o crear esa cosa"." Creo que la pintura es un arte esencialmente concreto y no puede consistir más que en la representación de las cosas reales y existentes".

En definitiva no cuentan más que los hechos, que pertenecen al mundo físico, con los sentidos y se miden con la inteligencia. La ciencia quiere regir todos los aspectos de la vida quiere someter a la norma los sentimientos y el porvenir entero de la humanidad.

Actividad

El poema recupera la humanidad de las mujeres condenadas desde la mirada de la compasión. Se habla de ellas desde la inocencia del amor adolecente, la sensibilidad y fragilidad femenina, su ser fraternal, su capacidad de amar y sus sueños. También se alude a su sensualidad, sus gustos, deseos, placeres, la sexualidad, las enfermedades y los vicios: sugiriendo así cuál puede ser la razón por la que son condenadas.

Este juicio que condena puede asociarse, en parte, a la cultura patriarcal tradicional que, apoyada por la moral y la religión del momento, ha condenado el placer y el deseo de la mujer.

Si bien Las flores del mal busca una estética artística incluyente, en la que también lo feo y lo desagradable puede ser objeto del arte, también permite ver a quiénes habían sido marginados desde una perspectiva diferente: también en ellos se encuentra la belleza y la complejidad.

En este sentido, el arte cumple una función social de crítica desde la capacidad del artista de observar desde una perspectiva personal y auténtica, que, si bien desobedece a los valores del statu quo de la sociedad, es fiel a sus valores personales y no se compromete. Es así como el arte se vuelve subversivo y con el tiempo puede lograr el cambio.

1. Busca en el poema las críticas a la situación de las mujeres.

El final del siglo: Impresionismo

Los efectos de la luz de Monet en el paisaje urbano – ArsmagazineA partir de los años 70 empieza un gran cambio dentro de las mentalidades del hombre. Existe un nuevo público para el arte que durante durante mucho tiempo había estado reservado para un cierto tipo de público dentro de salones, palacios e iglesias. Los burgueses van a ser los grandes consumidores del arte van a frecuentar las exposiciones abiertas al público como el salón de París y se multiplican los museos de arte plásticas. Los artistas no van a vivir solo de los encargos del Estado, de los príncipes, de los nobles o de los altos clérigos, ahora son los burgueses ricos lo que quieren comprar sus cuadros y adornar sus salones o contratar músicos para animar sus veladas. Vamos a entrar dentro de lo que se llama a la democratización del arte y la cultura y tendremos un nuevo concepto: LA CULTURA DE MASAS 

En el arte se va a dar una gran paradoja ya que van a ser los pintores realistas los que sean los autores de la crisis del realismo. En su esfuerzo por definir la realidad y el objeto de la pintura, en su batalla por retratar el mundo y por estar al tanto de los avances científicos, llegaron a la conclusión de que la pintura es un fenómeno óptico, un estímulo de la luz sobre el ojo humano, que el cerebro va a interpretar y organizar según la experiencia anterior del sujeto.

Los pintores impresionistas sabían que el ojo humano no percibe más que manchas luminosas coloreadas que corresponden a las diversas ondas de luz que estimulan el nervio óptico, así que por ser fieles a la realidad, suprimieron el dibujo y con él la forma de las cosas y comenzaron a representar el mundo como una serie de manchas de colores. Así convirtieron la realidad en una pura irradiación luminosa. En impresiones.

El realismo se va a dar de bruces contra sus propios límites y se abrió en el arte una enorme brecha que condujo del impresionismo a las vanguardias de final de siglo.

Los pintores impresionistas realizaron esta inestimable tarea de enseñarnos a ver el mundo de otro modo. Disolvieron la forma bajo la luz, convirtieron las cosas en su destellos. Buscando cómo representar la materia, esta se les había transformado en luz es decir en vibración, se había desmaterializado. El cerebro del artista y del espectador debían reconstruir la realidad con los datos de los sentidos y en esa reconstrucción intervenía obligatoriamente el mundo interior de cada uno, sus sentimientos, sus experiencias, y hasta las cosas que cada uno sabe sin saber que la sabe, es decir lo inconsciente.

El impresionismo abrirá paso a otras formas como el cubismo, al fauvismo, el futurismo y a todas las vanguardias artísticas del primer tercio del siglo XX que rompieron la forma, el color y la perspectiva, a la búsqueda de nuevas formas de expresión, un nuevo lenguaje.

Los artistas y los científicos estaban llegando, por distintos caminos iguales conclusiones. Al ser investigada por artistas y por físicos y químicos, la materia se disolvía y dejaba al descubierto que la realidad última era la energía. Así parecían confirmarlo todos los avances en el estudio de la electricidad, el electromagnetismo y la radiación.

Actividad

Elige uno de los estilos artísticos propuestos y realiza un cuadro, reinterpretándolo con materiales diferentes, indicando el autor, fecha, estilo y por qué lo has elegido.