Saltar la navegación

Inglaterra victoriana

Durante este periodo  Reino Unido va a estar dominado por la personalidad de su reina, que sustenta la continuidad del sistema y la aceptación de todos los grupos políticos.

La Reina Victoria accedió al trono de Gran Bretaña a los 18 años, en 1837, y fue nombrada emperatriz de la India en 1877. Tuvo nueve hijos durante su matrimonio entre 1840 y 1860, pero a la muerte de su marido, Alberto de Sajonia, se impuso el luto y mantuvo durante el resto de su vida una actitud fría y austera; la expresión que empleaba cuando quería terminar con fiestas o distracciones que tuvieran lugar a su alrededor: We are Not amused (no nos divertimos) se convirtió en toda una metáfora de la época. Autoritaria y dominadora, siempre quiso interferir en la política de su país y actuó como árbitro eficazmente en las disputas entre los viejos partidos Tory y Whig, cuyas figuras más representativas fueron Disraeli y Gladstone, respectivamente. Cuando murió en 1901, a los 82 años, tras 64 años de reinado la gran mayoría de sus 30 millones de súbditos no habían conocido otro monarca y por tanto se puede decir que el que se experimentó una sensación de acabarse el mundo.

El progreso de la democracia en Gran Bretaña se realizó paulatinamente, sin grandes sobresaltos. Tras unos años de dominio Tory 1812 en 1830, se produce una larga preponderancia Whig, interrumpida periódicamente por gabinetes conservadores: es el sistema de turno, la alternancia entre dos partidos. Las reformas electorales se fueron sucediendo en respuesta a la presión popular y, sin grandes sobresaltos, el sufragio se fue ampliando: en 1832, el número de electores aumentó en más de la mitad al poder votar los propietarios de casas (1/30 de la población); en 1867, se concedió el voto a los pequeños burgueses y a los obreros especializados, y en 1884 una nueva reforma extendió el voto a los propietarios rurales, con lo que el número de electores aumentó en otros cuatro millones más. Simultáneamente, fueron teniendo lugar ciertas medidas de carácter social entre las que destacan la primera ley de fábricas que limita el trabajo infantil en 1833, la abolición de la esclavitud el mismo año y la fijación de la jornada de 10 horas en 1847. También hay que destacar el cambio histórico que supuso la eliminación del arancel proteccionista (Corn Law) en 1864, siguiendo las directrices liberales de Ricardo, que muestra el desplazamiento de la nobleza del poder político y la pérdida de su capacidad para seguir fijando la política social y económica. Finalmente, el apoyo dado por los socialistas (Labour Party) al partido liberal ganador de las elecciones de 1905 se tradujo en una importante serie de medidas de reforma social.

La evolución económica

La población, como consecuencia de la revolución industrial, aumenta rápidamente de 12 millones en 1800 a 28.850 y a 32 en 1870 y sufre un movimiento migratorio exterior hacia América del Norte, e interior del campo a la ciudad: Londres tiene 2.300.000 habitantes en 1850. Sin embargo, hasta 1850 todavía el 50% de la población vive en el campo aunque a partir de esa fecha el predominio es de la ciudad.

La agricultura se transforma de semifeudal en agricultura de mercado mediante el uso de nuevas técnicas nuevos cultivos y la aplicación de abonos; pero va perdiendo importancia ante el auge industrial. No obstante, los grandes terratenientes mantienen el poder político y económico hasta 1870. Durante este tiempo asistimos a la lucha de la burguesía industrial librecambista contra la aristocracia agrícola y proteccionista. 

La industria basa su prosperidad, no ya tanto en la industria textil de los primeros tiempos, como las industrias de base (carbón y hierro), sobre todo a partir de 1840. Las principales industrias se concentran en la Inglaterra negra del norte y el centro (Lancashire, Yorkshire, Newcastle, Birmingham). A este crecimiento industrial, lo mismo que el comercial, contribuyó a la definitiva aceptación del librecambismo por el gobierno, realizada mediante la abolición de las Corn Laws, en 1846, y la de l Acta de navegación, en 1849. Las Corn Laws eran unas leyes proteccionistas de los cereales británicos, aprobada a raíz de la baja del precio por la concurrencia del trigo ruso y americano en 1815, que establecían elevadas tarifas aduaneras al trigo importado. Los industriales ingleses solicitaban su derogación, ya que los países exportadores de grano, en contrapartida, grababan los productos manufacturados ingleses. Para concienciar a la opinión se constituyó la Anti-corn-Law-League, animada por Richard Cobden, director de una manufactura de algodón en Mánchester. La abolición de estas leyes se considera como el comienzo del triunfo del librecambismo.

El acta de navegación, que estaba vigente desde tiempos de Cromwell 1651, establecía que todas las mercancías que entraran o salieran de Inglaterra debían de ser cargadas en barcos ingleses.

La evolución política

El régimen inglés evoluciona internamente mediante una serie de reformas, entre las que destacan la emancipación de los católicos en 1829, la reforma electoral en 1832 y 1867 y la adopción de librecambismo en 1846, hasta conseguir la implantación de un sistema liberal parlamentario, que evita si el levantamiento revolucionario. La más importante de todas esta reforma fue la reforma electoral.

El sistema electoral inglés de principios de siglo daban a los terratenientes las cuarto quintas partes de los miembros de la cámara. Los votantes están dividido en dos tipos de distritos: los condados y los burgos, a cada uno de los cuales correspondía un número determinado de diputados según su importancia y su población. Pero con los cambios económicos y sociales, este sistema se había quedado desfasado.. Había burgos, los Burgos podridos, deshabitados ya, pero que seguían eligiendo el mismo número de diputados de cuando tenía mucha población (51 Burgos con sólo 1500 electores enviaban a la cámara 100 diputados. Mientras que grandes centros industriales como Mánchester y Birmingham, no eran considerados como burgos y por tanto carecían de representantes 

Contra este sistema luchan las dos nuevas clases de la Inglaterra industrial, los burgueses y el proletariado, exigiendo reformas para poder participar en la vida política.

Los burgueses cuyas revindicaciones ha hecho suya el partido Whig, consigue la reforma electoral de 1832, todavía moderada, pero que consigue dos cosas:

  • que baje la base de renta exigida para poder votar, con lo que el número de electores eleva de 500.000 a 800.000, muy poco en relación con los 24 millones de habitantes de la época.
  • Una nueva redistribución de los escaños: 56 Burgos podridos pierden sus representantes, 30 son reducidos a un solo diputado y 143 escaños se reparten entre la ciudades nuevas.

De este modo la ciudades y la industria entra en el parlamento y lo que es más importante, la única potencia de los privilegios es sustituida por el principio  del dinero

Los obreros que, por medio de la Carta del Pueblo 1838, reclamaban reivindicaciones políticas (sufragio universal) y sociales, no consiguieron ser escuchados, pues con sus huelgas y conflictos solo lograron crear miedo a los burgueses y terratenientes. La reforma de 1832 se había quedado corta en un país en plena transformación. Disraelí, jefe del partido conservador, comprende que tarde o temprano la ampliación del voto se va a realizar y hace aprobar la Reform Act el 15 de agosto de 1867; con esta reforma se amplió el derecho al voto a los arrendatarios e inquilinos que pueden demostrar la posesión de una casa o el pago del alquiler, con lo que muchos obreros cualificados adquieren el derecho. Pero  los pequeños propietarios rurales, que no lo alcanzarán hasta la ley de 1884-85.

En 1872 se dicta el Ballot Act, que sustituye el voto público por el secreto. Todavía no se ha llegado el sufragio universal pero sistema experimentado una importante democratización.

Otras reformas llevadas acabo en el periodo reformista de 1832 a 1874 son las siguientes:

en cuanto a las libertades públicas en 1829 se aprueba la emancipación de los católicos con la concesión de los derechos cívicos de que estaban privados desde la revoluciones inglesas del siglo XVII. En 1855 se promueve la abolición de las tasas en las publicaciones, lo que significaba conceder libertad de prensa. En 1835 y 1853 se renueva la administración y se organiza el funcionariado. En 1880 la enseñanza primaria se hace obligatoria y en 1890 gratuita

En cuanto a la reformas sociales estas no se consigue si no tras dura luchas obreras, en especial del Cartismo Y son: abolición de la esclavitud en el imperio  1772 y en 1833 el tráfico de esclavos. La regulación del trabajo de mujeres y niños, en ese mismo año con las Factory Act y el reconocimiento del derecho a la huelga en 1871.

El problema irlandés

En el Reino Unido, Irlanda, con más de 8 millones de habitantes,  introducía un elemento de desunión. El rencor de los irlandeses tenía ya varios siglos de antigüedad. Conquistada por Cromwell en el siglo XVII, la isla representa en el XIX un triple  problema:

  • Social: los campesinos privado de sus tierras por los conquistadores, estaban en situación de arrendatarios pagando elevadas tasas de renta a los propietarios Landlords), que les pueden desalojar de las tierras sin indemnización
  • Religioso: la iglesia anglicana es la iglesia del Estado, mientras los católicos son despreciados como papistas y obligados a pagar el diezmo para sostenimiento de la Iglesia anglicana.
  • Político: la situación política estaba regulada por el Acta de Unión de 1800, que suprimió la autonomía de Irlanda y obligaba a enviar sus diputados al parlamento de Londres; pero los católicos, que eran la inmensa mayoría, no tenían derechos cívicos, por lo que siempre eran elegidos diputados protestantes.

Las primeras reivindicaciones vienen de la asociación católica fundada por Daniel O'Connell en 1823, que reclama la emancipación religiosa y política y consigue el Acta de emancipación de los católicos en 1829 pero no la autonomía. A mediados de siglo, Irlanda, como toda Europa, despierta al nacionalismo. Con la ayuda de los emigrados irlandeses a Norteamérica se crea en 1857 la sociedad clandestina feniana  que pide la independencia y utiliza la violencia y el terrorismo.  

Por otro lado el protestante irlandés Parnell, diputado por Irlanda, utiliza el método de destrucción al parlamento con discursos interminables. A mediados de siglo la crisis de la patata y el hambre subsiguiente hacen más radical el nacionalismo, y se constituye una liga que solicita:

1. la abolición del diezmo,

2. concesiones agrarias de las 3F (arriendo razonable Fair rent,  derecho a la renta libre de las tierras French Sale, derecho a conservar las tierras arrendadas arrendadas Fixity of tener)

3. Autonomía política

Gladstone atiende a casi todas e inclusive está dispuesto a conceder la autonomía Home rule, pero es rechazada por el Parlamento y su partido pierde las siguientes elecciones

Actividad 1

Define:

era victoriana

cuestión irlandesa

tories

Whig

Home Rule

reformas electorales

Actividad 2

Averigua cuando se instauró en el Reino Unido el sufragio universal sin censura de género